Sensores

¿Qué tipos de sensores se usan en la agroindustria? Parte 1

Los problemas más comunes en la agricultura están relacionados con las propiedades del suelo y del clima. Dependiendo del cultivo, un suelo ácido o con exceso de sales puede perjudicar el crecimiento y maduración del fruto.

Sin las herramientas necesarias, podemos tener una idea de lo que sucede, pero ¿realmente es posible garantizar el éxito y la eficiencia de nuestro cultivo?

La buena noticia es que TrackitAgro integra múltiples tecnologías y sensores de agricultura para monitorear y controlar las variables que afectan al suelo y el ambiente, ofreciéndonos seguridad y eficiencia.

En esta nota, veremos los tipos de sensores que suelen utilizarse en la agricultura, la función que tiene cada uno y sus beneficios.

Tipos de sensores usados en la agricultura

Sensor de pH

El nivel de pH nos indica las propiedades químicas, físicas y biológicas del suelo, dándonos a conocer principalmente su nivel de alcalinidad o acidificación. Ciertos nutrientes tienden a prosperar en suelos alcalinos (pH alto), mientras que otros lo hacen en suelos más ácidos (pH bajo).

Así que, teniendo en cuenta que la disponibilidad de nutrientes es determinante para el crecimiento y maduración del fruto, estos sensores son importantes porque nos permiten controlar las fluctuaciones de pH del suelo y de los niveles de nutrientes.

Sensores de humedad

Para la humedad, suelen utilizarse los sensores de agricultura con tecnología TDR (Time Domain Reflectometry) o con tecnología FDR (Frequency Domain Reflectometry).

Para la sensorización TDR, se utilizan un par de varillas que van introducidas en el suelo. Estas envían una onda electromagnética y, de acuerdo con el tiempo que tardan en hacer su recorrido, se puede conocer el nivel de humedad. Mientras más tiempo demore la onda, mayor humedad.

Por otro lado, los sensores TDR se valen de la capacitancia eléctrica del suelo para medir el nivel de humedad. Las mediciones se almacenan en un dispositivo controlador.

Hay que tener en cuenta que el control de la humedad en los cultivos es vital para conseguir una cosecha exitosa.

Sensor de conductividad eléctrica

La sensorización por conductividad tiene como objetivo medir el nivel de salinidad del agua proveniente del regadío (utilizando sensores de conectividad en agua) o la salinidad del suelo durante y después del riego (utilizando sensores de conectividad en suelo).

Sensores meteorológicos

Los sensores meteorológicos también pueden asociarse a los sensores de clima, que son cruciales para el manejo del riego y el mantenimiento de las plantas. Algunos de los más importantes nos permiten:

  • Conocer velocidad y dirección del viento, un factor importante para el control de las plagas.
  • Conocer la cantidad de luz solar y la intensidad de la iluminación.
  • Registrar y almacenar datos sobre la precipitación para poder tomar decisiones en el futuro.
  • Medir la humedad y temperatura ambiental.

Sensor de temperatura

Como ya vimos antes, podemos medir la temperatura del ambiente a través de los sensores de clima. Sin embargo, también hay sensores que nos permiten conocer la temperatura del suelo.

El sensor de temperatura nos permite conocer los procesos microbianos que tienen lugar en el suelo, considerando que la temperatura también influye en la absorción de nutrientes de las plantas.

Ahora bien, uno de los principales beneficios de los sensores de agricultura es que maximizan los rendimientos con un mínimo de recursos, lo que significa un menor consumo de agua, fertilizantes y semillas. Además, con TrackitAgro podemos alcanzar la efectividad y el éxito de nuestra cosecha con mayores garantías.